Ginger tea in a glass cup, lemon, cinnamon, ginger, mint, napkin against a wooden board

Para nadie es mentira, que en los últimos años, se ha optado más por el uso de medicinas naturales, eso no quiere decir que estemos en contra de los fármacos, o que nuestro escrito vaya en contra de ellos, nada más alejado de la realidad, sin embargo, queremos realzar el beneficio que muchos productos naturales tienen para nuestra salud.

Hoy les hablaremos de la canela y el limón; este último conocido como un superalimento, que en uso medicinal tiene gran prestigio; el limón tiene efectos en ayudar a regular los niveles de presión arterial, por ello es de gran ayuda en reducir dolencias cardiovasculares, todo relacionado con su ato nivel de potasio. Igualmente su contenido cítrico, ayuda al proceso de adelgazamiento, por contener propiedades depurativas, y tiene bondades que le permiten mejorar la resistencia a la insulina.

La canela, por otro lado, es una de las especias con mayor capacidad medicinal que se conoce, contiene cinamaldehido, un compuesto que es el que logra los beneficios sobre nuestro metabolismo. Es una gran antioxidante, ayuda en los procesos antiinflamatorios, así como preventivo de enfermedades cardiovasculares,  regulando también los niveles de triglicéridos y colesterol, aunado a su ayuda en la digestión.

Es importante indicar, que estos dos aliados naturales, son colaboradores para una tener una buena vitalidad, pero de nada servirán, si no nos cuidamos la alimentación, con una vida sana y con ejercicios.

Pero ahora viene lo mejor, juntar estos dos productos naturales, podemos hacernos infusiones con ambos productos, las cuales lograrán en nuestro cuerpo beneficios que usted irá reconociendo, así que no esperemos a mañana, comencemos hoy mismo, tomándonos una infusión.

Infusión de canela y limón. Ingredientes:

  • 1 litro de agua
  • 3 ramitas frescas de canela, una más, si te agrada mucho el sabor de la canela.
  • 6 cucharadas grandes de jugo de limón recién exprimido.
  • 2 cucharada de miel
  • Hojitas de menta frescas

Poner el agua al fuego hasta que hierva, luego agregar la canela y la miel, bajar el fuego, esperar 10 minutos y apagar; dejarlo en reposo como 10 minutos adicionales, luego agrega el jugo de limón recién exprimido, y por ultimo las hojita de menta.

Puedes tomarla fría, agregando cubos de hielo, o de forma natural o caliente. Se recomienda tomar un vasito de infusión tibio en ayunas, y tomarse el resto dela jarra durante el día. Disfrútalo con salud.

Redacción: Carmen Banca