Como habíamos anunciado, el Ejecutivo introdujo ante el Congreso el proyecto del presupuesto de ingresos y gastos púbicos para el 2021, este documento conlleva una cantidad de aristas en la parte tributaria, que ha generado ciertas molestias entre las personas, quienes a través  de las redes sociales han manifestado su inconformidad y preocupación.

A continuación les  indicaremos solo algunas de las propuestas del proyecto:

  • Impuesto al pago con tarjetas en moneda extranjera de un 3%.
  • La Banca comercial deberá cancelar 1% sobre sus activos financieros netos.
  • Las empresas que hayan generado “Ganancias Extraordinarias” durante la pandemia, pagarán un 8% temporal.
  • Pago de impuestos al salario de navidad.
  • Las empresas textiles, confesiones, fábrica de calzado de cuero deberán adelantar 50% del  ITBIS (Impuesto sobre Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios), sobre las materias primas y bienes importados.
  • Impuestos a los servicios digitales como Netflix, Youtube, etc.

Las  personas han manifestado su  desagrado a esta pretensión del gobierno en su proyecto,  amenazando con huelgas, marchas.  Otros indican que la situación de la pandemia ha empobrecido más a la gente y este no es el momento para estos ajustes, otros más temerarios han usado frases subidas de tono, algunos alegan que esto es producto de querer recuperar con el bolsillo del pueblo lo que otros se robaron y este nuevo gobierno no es capaz de enjuiciarlos y ponerle el cascabel al gato;  otros dicen que el cambio no puede ser  a costilla del pueblo, debe haber otras soluciones y mecanismos que no afecten y penalicen a los más pobres.

Carmen Banca