El Consejo Nacional Electoral Venezolano, Órgano del estado para organizar, coordinar y ejecutar todos los procesos electorales en el país caribeño; tiene directivos elegidos por el Tribunal Supremo de Justicia, quienes debieron ser elegidos previa postulación y concurso por la Asamblea Nacional, por lo tanto la oposición considera la no transparencia e independencia de sus miembros. 

Este CNE convocó para este 6 de Diciembre próximo, la realización de las elecciones legislativas, este llamado a elecciones llega envuelto en polémicas, ya que la oposición manifiesta que este CNE es ilegítimo, que carece de toda legalidad su nombramiento y por ende no validarán una farsa con su participación. 

La Asamblea Nacional presidida por Juan Guaidó, cuenta con mayoría opositora y es el bastión que le faltaría al gobierno para controlar todos los poderes.  El Tribunal Supremo de Justicia ha sancionado  y modificado a los miembros de las direcciones de partidos que son autónomos  y de oposición, y ha colocado en sus direcciones a personeros afectos al gobierno.

La oposición en pleno participó a través de la red social twitter, su negativa a participar en dichas elecciones y presentaron  un documento  donde  27 partidos políticos  que hacen vida en el país se suman al acuerdo. Alegan que todo se debe a que serán unas elecciones fraudulentas como tantas otras y entre sus exigencias para participar en un proceso electoral justo, libre y competitivo se encuentran: Restablecer el derecho al sufragio de todos los venezolanos incluyendo los que residen en el extranjero,  restablecer la participación plena de todos los partidos, tener un CNE independiente, cumplir con el cronograma electoral, tener una campaña electoral equitativa, tener observación internacional, cesar las inhabilitaciones y enjuiciamientos de los dirigentes y políticos, cesar la inhabilitación de partidos políticos, entre otras exigencias.

El Líder opositor Guaidó  indicó “No podemos sumar a propagar un virus” dijo, asumiendo que no se convocarán manifestaciones de calle debido a la cuarentena. Por el contrario, tenemos que ganar ambas batallas: la batalla por la vida y entender el contexto de la pandemia y la batalla por la libertad”, agregó.

¿Qué pasará después de las elecciones? ¿El país caribeño tendrá idea? ¿O realmente no lo sabe? lo que sí es claro por los momentos, es que su pueblo está más preocupado en sobrevivir a su crítica situación y a la pandemia, que estar pensando en elecciones, por lo que se presume que la abstención pueda ser elevada. 

Redacción: Carmen Banca