El uso obligatorio de las mascarillas para prevenir la pandemia está causando problemas en la piel, especialmente en aquellos que todos los días arriesgan sus vidas para cuidar la de los demás; es decir, todo el personal médico y de salud.

Quizá se han dado cuenta que muchos de los héroes actuales que se encuentran en los hospitales, han aparecido en fotografías con el rostro visiblemente enrojecido y la cara marcada por el uso de la mascarilla.

Karen Ousey, directora del Instituto de Prevención de Infecciones e Integridad de la Piel de la Universidad de Huddersfield, explicó que esto se debe a que las personas al tener puesta las mascarillas sudan y esto viene causando fricción; además se estrujan la nariz y otras zonas del rostro causando erosiones en la piel y hasta posibles infecciones.

Destacó, que el uso de la mascarilla en sí, ya representa una lesión para la piel y que estos problemas son más notables en el personal de salud debido a que ellos usan las mascarillas higiénicas bien ajustadas y por horas prolongadas, es por esto, que recomienda reducir la presión del tapabocas por lo menos cada dos horas.

Por su parte, el doctor José Bernabeu Wittel, jefe de la Unidad de Dermatología del hospital Viamed Santa Ángel de la Cruz en Sevilla, España, detalló cada una de las reacciones en el rostro producto del uso prolongado de mascarillas, y estas son:

  • Hematomas e incluso úlceras por presión.
  • Dermatitis irritativa.
  • Dermatitis alérgicas.
  • Aumento del sobrecrecimiento bacteriano e incluso de hongos por la humedad bajo las mascarillas.
  • Acné.
  • Dermatitis seborreica.

El doctor. Barabash Neila, dijo al ABC de España que áreas más afectadas del rostro suelen ser las mejillas y pómulos, el puente nasal y las zonas de roce de la sujeción tras las orejas; además de inflamaciones en los párpados.

Qué hacer para contrarrestar efectos de la mascarilla:

  • Aplicar vaselina pura en el rostro o algún producto tópico con efecto barrera.
  • En caso de sentir dolor y picor, quítese la mascarilla en un lugar seguro.
  • Usar un apósito protector en dorso nasal y mejillas.
  • Usar cremas hidratantes muy ligeras.
  • Lavar la cara con agua templada y jabones limpiadores suaves sin ningún tipo de fragancia.
  • Realice un suave masaje en el rostro tras la ducha.
  • Evite el uso de maquillaje.

 

También te puede interesar: 

La OMS exhorta a los gobiernos del mundo invertir en la salud