El presidente Chino Xi  Jinping realizó una visita a la base militar de Guangdong,  en  supervisión al Cuerpo de Marines del Ejército Popular de Liberación, se dirigió a los soldados, a quienes solicitó lealtad, pureza  y entrega, resaltó en sus palabras el llamado a que se  concentren  y avoquen sus energías en  estar listos para la guerra.

Estas palabras del presidente Chino,  dirigidas a su cuerpo militar de elite,  encienden las alarmas en el mundo entero, por cuanto  las ha dicho en un momento en que las relaciones entre China y Estados Unidos, así como con Taiwán e India,  están pasando por un momento de suma tensión.

Las tensiones entre Estados Unidos y China vienen rodando desde hace un tiempo, las cuales se han incrementado por el origen de la pandemia, ya que  Estados Unidos culpa a China de haber contagiado al mundo entero.  Por  otro lado Estados Unidos ha estrechado los lazos comerciales con Taiwán, proveyéndolo de armamento, donde destaca el sistema de cohetes de artillería de alta movilidad.

Estas acciones, entre otras, han molestado a China, la cual ha solicitado a través de la cancillería,  que el país del norte corte todo tipo  de relación comercial de venta de armamento con Taiwán;  sin embargo,  los Estados Unidos manifestó su interés de seguir  adelante con su relación comercial.

Taiwán es una Isla democrática y autónoma, sin embargo China  persiste en  decir que forma parte de su territorio. Por ello China ha aumentado sus ejercicios militares alrededor de la Isla, sobrevolando la zona con casi 40 aviones chinos de combate, a lo que la presidenta de Taiwán, lo interpreta como una “amenaza de fuerza”.

A última se pudo conocer que el embajador de Estados Unidos en China, Terry Branstad dejará su cargo en los próximos días, se desconoce las razones de su renuncia,  se espera que esté fuera de China antes de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos.

En atención a las tensas relaciones entre China e India,  es una historia de vieja data, cuando en los años 60, ambos países se enlazaron en una sangrenta guerra en el  Himalaya, todo por disputas fronterizas.  Comparten una de las fronteras terrestres más accidentadas y extensas  del planeta; en un momento de calmar las tensiones, se  demarcó una  nueva línea fronteriza, sin embargo ninguno de los dos países está conforme con ella, pero acordaron  tratar de dirimir la situación de forma diplomática.

La incertidumbre del mensaje que dejó en sus militares el presidente Chino,  ha puesto a mucha gente a pensar en el mundo entero,  confiemos en que la  sensatez, la diplomacia,  y el dialogo sean siempre las solución a cualquier conflicto entre los países del mundo.

Carmen Banca