Los ojos de República Dominicana estarán puestos hoy en la Junta Central Electoral (JCE). Pero también la atención del país estará concentrada en los dos principales partidos, donde el liderazgo político continúa “natagueando” para mantenerse a flote.

Es un proceso sin precedentes en la historia electoral dominicana, revertido de confusiones estresantes. Una especie de elecciones nacionales adelantadas donde compiten 11,427 precandidatos para ocupar 4,113 cargos en los niveles presidencial, congresional y municipal.

Las expectativas comienzan en el tribunal de elecciones, que experimenta por primera vez un complejo sistema de voto automatizado y manual, en una población que se ha acostumbrado a las denuncias de fraude tras cada comicio.

Tratando de despejar dudas la JCE decidió que en el nivel presidencial se auditarán de manera aleatoria las muestras de un 20%, en mesas electorales de los 158 municipios. Dicha muestra fue depositada en las valijas que corresponden al material electoral que se distribuyó.

Los equipos tecnológicos instalados en 7,372 mesas de votación dependerán en un 100% para la transmisión de los resultados, de un frágil servicio energético y los protocolos de seguridad garantizados por las dos grandes telefónicas que operan en el país.

Desde las 8:00 de la mañana de este domingo el padrón de 7 millones 416 mil ciudadanos inscriptos por la Junta Electoral, se abrirá para que puedan sufragar en las primarias abiertas por el gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Líderes se enfrentan

En el PLD se inscribieron 6,706 precandidatos, de los cuales cuatro están en el nivel presidencial, 107 en el de senadores, 616 en el de diputados, 504 alcaldes, 3,037 regidores. 656 directores municipales y 1,754 vocales.

Sin embargo la mayor efervescencia se concentra en la polarización lograda entre los precandidatos presidenciales, el expresidente Leonel Fernández (1996-2000), (2004.2008) y (2008-2012), y el exministro de Obras Públicas Gonzalo Castillo, que es impulsado por el presidente Danilo Medina y su equipo de gobierno. Lo presidenciables minoritarios son Melanio Paredes y Maritza Hernández.

Simultáneamente a este proceso también se celebrarán las primarias del opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM), con su padrón cerrado, donde podrán votar más de un millón  293 mil electores inscritos.

En el PRM compiten 4,717 precandidatos, de los cuales seis corresponden al nivel presidencial, cuatro a senadores, 244 a diputados, 262 a alcaldes, 2,273 a regidores, 199 a directores municipales y 1,303 a vocales. Pero sin lugar a dudas la atracción principal se concentra entre Luis Abinader y el expresidente Hipólito Mejía (2000-2004). Los otros presidenciales minoritarios son Wellington Arnaud, Ramón Emilio Concepción, José Rafael Bueno y Ramón Burgos.

Montaje de las primarias

Las informaciones oficiales establecen que en estas primarias simultáneas funcionarán 7,372 mesas electorales, que agrupan los 16,501 colegios electorales que funcionan en las elecciones generales. El personal que trabajará estará compuesto por 36,860 miembros de mesas de votación, 4,075 técnicos, 4,500 soportes técnicos, 400 supervisores, 48,000 militares de la Policía Militar Electoral, 2,300 miembros de Juntas Electorales y 400 personas contratadas de forma temporal, para un total de 96,000 colaboradores.

La organización del evento está en manos de Julio César Castaños Guzmán, presidente de la JCE; los miembros titulares Carmen Imbert Brugal, Rosario Graciano de los Santos y Henry Mejía Oviedo, así como por Mario Núñez, director nacional de Elecciones; y Miguel Ángel García, director nacional de Informática, entre otros.

En vivo: