Un cabo del departamento de Acción Rápida de la Policía Nacional fue ultimado de un balazo en la cabeza la madrugada de este martes cuando acudió a la calle principal de San Víctor, Moca, provincia Espaillat, horas antes de empezar un paro de 24 horas en demanda de servicio energético 24 horas, suministro de agua potable y el arreglo de calles.

Raimeris Martínez Canario, de 29 años, falleció mientras era atendido en el centro médico La Altagracia, donde fue llevado por varios de sus compañeros que formaban parte de la patrulla policial.

Llevaba ocho meses de servicio en esta comunidad y residía en Sabana Perdida, Santo Domingo Norte.

En el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) se confirmó que Martínez Canario recibió un balazo en la nuca con salida por la boca.

Esta mañana el general de brigada Pablo de Jesús Dipré se presentó a la escena del suceso y tras lamentar el deceso del agente, informó que varias personas están detenidas para fines de investigación.

Varias organizaciones comunitarias de San Víctor convocaron al paro por reivindicaciones.

Algunos establecimientos comerciales reiniciaron sus actividades, pero el transporte público sigue suspendido en más de un 90 por ciento.

De su lado, el alcalde Leo Estrella criticó la paralización, indicando que con ello no se logra naada positivo para la comunidad, al igual que el gobernador provincial de Espaillat, Diloné Ovalles.

Información de Diario libre